Artículos

28/06/2017

Artículo por Joan Pons en el Diari de Tarragona: "La mejor estrategia para rentabilizar nuestro patrimonio"

Planificar la gestión de nuestro patrimonio, acumulado tras años de duro trabajo, requiere que le dediquemos el suficiente tiempo y dedicación, puesto que de él depende que consigamos configurar un plan de ahorro a largo plazo preparado para capear posibles contingencias financieras.

Artículo por Joan Pons en el Diari de Tarragona: 'La mejor estrategia para rentabilizar nuestro patrimonio'
Ni la volatilidad recurrente en los mercados, ni el entorno de bajos tipos de interés, ni la fiscalidad asfixiante (casi confiscatoria, en algunas ocasiones) pueden servir como excusas para tirar por el sumidero las rentas acumuladas a lo largo de muchos años.

Entre otras cosas, porque existen alternativas que permiten, como premisa básica, preservar el capital en cualquier escenario y, en segundo término, rentabilizar nuestros ahorros.

Si a todo esto le sumamos la necesidad de planificar el traspaso de nuestro patrimonio, bien sea por donación a favor de nuestros seres más queridos, bien sea por la vía sucesoria, llegamos a la conclusión de que se trata de una tarea muy importante.

Sin duda, la mejor planificación y la gestión continua del patrimonio serán fundamentales para alcanzar nuestros objetivos financieros. De ahí que resulte muy importante, como primer paso, definir una estrategia a largo plazo. ¿Por dónde empezar?

No tengan duda que el asesoramiento profesional, cualificado e independiente será el mejor salvoconducto para  lograr nuestros objetivos financieros, siempre siguiendo el hilo de una estrategia adaptada a las condiciones de nuestra estructura patrimonial, nuestros intereses personales y siempre pendientes del momentum de los mercados. 
En el escenario actual, con un cierto viento de cola en los mercados y unos tipos que se mantienen en niveles anormalmente bajos, que invitan a aprovechar la inercia positiva, la mejor estrategia puede pasar por mantener una parte del patrimonio en liquidez para cubrir posibles contingencias en un futuro.

En un entorno como el descrito, más allá de limitarnos a preservar nuestro capital, conformándonos con el colchón de escasa rentabilidad que nos pueden proporcionar los vehículos más conservadores, es cierto que podemos encontrar buenas oportunidades de rentabilidad si buceamos por otros activos alternativos, más allá de los tradicionales mercados financieros.

Estos otros productos se configuran como una buena opción para encontrar una rentabilidad jugosa y difícilmente alcanzable por los cauces financieros habituales, pero siempre siendo conscientes de que no están diseñados para cualquier perfil de inversión, sino para aquellos más arriesgados, conscientes de los riesgos y que tengan una visión de largo alcance.

Es el caso del sector inmobiliario o el de ciertos vehículos mucho menos convencionales (capital riesgo, start-up o business angels…), si bien su especificidad provoca que sea más que necesario el seguimiento continuado por parte de nuestro asesor financiero...

(Seguir leyendo el artículo)
 

Joan Pons. Secretario de EFPA España