Artículos

01/09/2016

Artículo por Sandra Ferreiro: "El crítico precio del petróleo"

El petróleo tiene un papel absolutamente fundamental en la economía global. Mientras que el mercado de otras materias primas puede afectar a ciertos segmentos de la economía, el petróleo es especial en el sentido que afecta a prácticamente todos.

Artículo por Sandra Ferreiro: 'El crítico precio del petróleo'
El petróleo tiene un papel absolutamente fundamental en la economía global. Mientras que el mercado de otras materias primas puede afectar a ciertos segmentos de la economía, el petróleo es especial en el sentido que afecta a prácticamente todos.

A nivel individual, solemos pensar que la bajada del precio del petróleo es buena, porque lo relacionamos con un descenso de los precios de los combustibles. Sí es cierto que su precio baja, pero no proporcionalmente debido a la alta carga de impuestos y extras. El  descenso que se observa es tan pequeño que sólo ven los beneficios del ahorro las compañías de transportes y los consumidores a gran escala (grandes empresas). En un principio, los principales beneficiados son los países consumidores con una gran dependencia energética. La caída del crudo les permite ahorrar de forma notable en su factura energética y equilibrar sus respectivas balanzas comerciales.

En el lado contrario, están los países productores se llevan la peor parte del desplome del barril. La caída provoca un agujero en las cuentas públicas de sus gobiernos ya que su previsión de ingresos desciende y les obliga a hacer ajustes de gastos para evitar que se dispare su déficit público. Los  trabajadores petroleros se ven amenazados con el desempleo. Al desaparecer estos puestos, también desaparecerán los puestos en los almacenes que les vendían ropa, los restaurantes que los alimentaban y las empresas que construían casas…provocando así un retroceso en la demanda local. El tamaño de algunos de los grandes productores mundiales como Rusia, Arabia Saudí o Brasil tiene un efecto arrastre sobre las economías regionales e incluso mundiales. Además en estos países productores suele haber una amplia presencia de empresas de otros países, por lo tanto, se ven también negativamente afectados. Por otra parte, podría decirse que el petróleo barato desincentiva las energías limpias que son más caras, ya que aumentaría el consumo de crudo, con el consiguiente incremento del nocivo impacto ambiental.

Entonces si tan perjudicial es para la economía que  baje el precio del petróleo, ¿por qué cuando el precio del barril alcanzaba los 100$ se alertaba que los precios altos eran una amenaza?

Cuando el petróleo sube, la subida a los precios de los bienes se traslada más rápidamente que cuando baja. Por consecuencia, los consumidores descenderían su consumo, al comprar menos, las empresas venderían menos, sus ingresos se resentirían mientras los costes seguirían aumentado, en esta situación sostenida en el tiempo, muchas empresas cerrarían y aumentaría el desempleo.

Con todo esto podemos ver que con cualquier movimiento en el precio del petróleo siempre surgen ganadores y perdedores, pero como el sistema extiende los problemas de los perdedores a los ganadores el precio del petróleo siempre será una mala noticia.