Entrevistas

24/02/2014

Entrevista a Carlos Herrera sobre La reforma de las pensiones y sus consecuencias

Carlos Herrera, miembro del Comité de Servicios a Asociados de EFPA España, ha colaborado como voz experta en la entrevista del Instituto BBVA de Pensiones sobre la reforma de las pensiones y sus consecuencias

Entrevista a Carlos Herrera sobre La reforma de las pensiones y sus consecuencias
Carlos Herrera, miembro del Comité de Servicios a Asociados de EFPA España, ha colaborado como voz experta en la entrevista del Instituto BBVA de Pensiones sobre la reforma de las pensiones y sus consecuencias. Herrera detalla que es muy importante que el ciudadano tome conciencia que la planificación de la jubilación no la debe hacer cuando le faltan pocos años para dejar de trabajar sino cuanto antes mejor ya que tendrá más tiempo para ahorrar y, sobre todo, asesorado por un experto junto con una diversificación de entidad.

"La reforma del sistema público de pensiones es necesaria", explica el miembro del Comité de Servicios, pero se han de adoptar dos medidas importantes: la primera, informar a la población de las pensiones en cada momento, y la segunda, potenciar los planes de pensión de empleo.

Carlos Herrera destaca en su entrevista que:

  1. Lo que buscan los expertos que han trabajado en el informe de la reforma de las pensiones, es obtener el denominado “Factor de Sostenibilidad” de las pensiones, como fórmula sencilla y transparente que asegure que el sistema de pensiones se sostenga por sí mismo y se refuerce ante los cambios demográficos y económicos.

  2. Para que el sistema sea sostenible hay que garantizar, en todo momento, el equilibrio entre los ingresos y gastos del sistema público de pensiones de forma que se aplique un sistema dinámico de observación y control permanente ya que puede necesitar cambios y reformas para conseguir pensiones adecuadas, equidad intergeneracional y sostenibilidad a largo plazo.

  3. La reforma de las pensiones de los dos últimos años son necesarias para frenar el deterioro de las cuentas de la Seguridad Social, pero faltan dos medidas adicionales importantes como son:

    • En primera instancia, explicar, de forma clara, sencilla y transparente a la población cómo están en cada momento, no sólo las pensiones públicas a nivel general, sino la estimación anual de la pensión de cada ciudadano.

    • La segunda medida, potenciar de forma determinante los planes de pensiones en las empresas de forma que se detrajera del salario un porcentaje (bajo cuando se empieza a trabajar y que incrementa a lo largo de los años) para destinarlo al ahorro de la jubilación y obteneruna renta vitalicia que no tributaria y que complementaria la pensión pública.

  4. Está claro que las reformas no acabarán aquí y que será necesario un control permanente para actuar a tiempo en los cambios y reformas que se puedan necesitar. Uno de estos posibles cambios podría ser el considerar toda la vida laboral de la persona para calcular su pensión de jubilación.

  5. La realidad demográfica y, actualmente, también la económica hacen necesario emprender una reforma del sistema público de pensiones que marque las bases presentes y futuras para que el sistema sea sostenible.

  6. Para complementar el gap que existirá entre el último salario en activo y la pensión de jubilación, no queda más remedio que el ciudadano ahorre de forma privada  y que se promuevan incentivos fiscales permanentes para su desarrollo.