Entrevistas

14/09/2017

Entrevistas a Ángel de Molina y Félix Laencuentra en el marco del evento europeo el evento "La evolución del asesor financiero certificado en Europa"

La asociación ha entrevistado a Ángel De Molina y Félix Laencuentra, seleccionados para representar a la delegación española en el evento "La evolución del asesor financiero certificado en Europa", que EFPA Europa celebrará el próximo 12 de octubre en la ciudad italiana de Venecia.

Entrevistas a Ángel de Molina y Félix Laencuentra en el marco del evento europeo el evento 'La evolución del asesor financiero certificado en Europa'

Entrevista a Félix Laencuentra:
 

¿Cómo crees que afectará MiFID II a la relación entre profesional y cliente?

Creo que MIFID II pone las bases para que se genere un mejor y más profundo conocimiento del cliente para lograr que el asesoramiento financiero sea de mayor calidad.
 
¿Están preparados los profesionales del sector y las entidades en España para este nuevo escenario?

Sí, aunque hay recorrido de mejora. Los profesionales y las entidades del sector tenemos que alinearnos para enfocarnos de verdad al cliente y no al producto. Soy de la opinión que los profesionales del sector son los primeros interesados en ofrecer una propuesta de valor adecuada para sus clientes, y las entidades deben facilitar las soluciones financieras y las herramientas necesarias para dicho cometido.
 
Una vez implantada MiFID II, ¿cuáles son los nuevos retos a los que se enfrentan los asesores en el futuro?

Uno de los grandes retos es lograr conectar con el cliente y convertirse en su persona de confianza a través de conversaciones profundas. La compra de productos financieros en servicios de asesoramiento es el resultado de una necesidad real. Una vez tengamos la planificación adecuada, el cliente debe conocer cada solución con sus riesgos, ventajas y limitaciones asociadas.
 
¿Cuáles son las claves para trazar la mejor estrategia de inversión con un cliente?

No podemos hablar de estrategia de inversión ni de productos financieros sin antes tener un conocimiento exhaustivo del cliente, y probablemente tendremos que explicarle el por qué al cliente. Para ofrecer un buen plan de acción, necesitamos conocer la “cuenta de resultados doméstica” del cliente, sus circunstancias familiares y su tolerancia al riesgo. Es deseable saber además cuáles son sus objetivos vitales y qué espera obtener de sus inversiones para intentar ser coherentes con la estrategia a planificar.
 
¿Crees que hay muchas diferencias entre el asesoramiento que se dispensa en España con respecto al resto de Europa? ¿Qué mensaje os gustaría transmitir en el evento de Italia como representantes de la asociación?

Según el último Estudio anual de Preparación para la Jubilación realizado por Aegon en 15 países, tan sólo 3 de cada 10 españoles ahorra de forma habitual de cara a su jubilación, lo que posiciona a España como uno de los países menos concienciados sobre la necesidad de preparar su jubilación. Siendo así las cosas, creo que el asesoramiento en España debe ser más ambicioso y fomentar los mensajes de educación y concienciación financiera en la sociedad española.    
 


Entrevista a Ángel de Molina:


¿Cómo crees que afectará MiFID II a la relación entre profesional y cliente?

En mi opinión, dependerá del alcance que finalmente tenga MiFID. En general, como se ha visto en países con políticas parecidas, aumentará la carga de trabajo del profesional en beneficio de que el cliente esté adecuadamente protegido y asesorado, sin embargo se corre el riesgo de que determinados clientes, paradójicamente, sean excluidos del asesoramiento.
 
¿Están preparados los profesionales del sector y las entidades en España para este nuevo escenario?

En general los profesionales están preparados, pero se trata de un proceso de formación continua con lo que no vale la relajación. Desde mi punto de vista, uno de los grandes problemas no reside en los profesionales, sino en los clientes. Debemos acabar cuanto antes con la falta de formación financiera de los clientes. Esto es un trabajo que deben desempeñar tanto las autoridades como los profesionales del sector. Ha de fomentarse la educación financiera para que los clientes sepan lo que quieren, lo exijan, y los profesionales sean capaces de aportárselo.
 
Una vez implantada MiFID II, ¿cuáles son los nuevos retos a los que se enfrentan los asesores en el futuro?
 
Pues en primer lugar adaptarse a las nuevas normas que no parece tarea fácil a día de hoy. El marco regulatorio parece que va a seguir reforzándose, como ha venido ocurriendo en los últimos tiempos. Toda la economía se encuentra sujeta a un proceso de reconversión por las nuevas tecnologías y esto afectará también a la industria.
Sin duda, el reto diario es la formación continuada, el conocimiento de los mercados y los clientes y ser capaz de esta a la altura para ofrecer lo que los clientes demandan.
 
¿Cuáles son las claves para trazar la mejor estrategia de inversión con un cliente?

Escucharle. Es clave conocer sus objetivos y necesidades financieras para proporcionarle una adecuada estrategia de inversión. Pero esto no debe terminar ahí, es necesario mantenerle consciente de cuál es su objetivo general y no puntual.
 
¿Crees que hay muchas diferencias entre el asesoramiento que se dispensa en España con respecto al resto de Europa? ¿Qué mensaje os gustaría transmitir en el evento de Italia como representantes de la asociación?

Creo que España es un mercado diferente de la mayoría de los europeos por su nivel de bancarización. La unión monetaria hace que los clientes tengan en muchos casos objetivos comunes, pero sin embargo las soluciones suelen diferir.