Noticias de asesoramiento financiero

28/10/2013

Andrea Carreras-Candi:"Asegurar la transparencia y reducir los conflictos de interés es primordial", en 'El Economista'

En un artículo de opinión de 'El Economista', la directora de EFPA España, Andrea Carreras-Candi, ha explicado que "a partir de ahora, los clientes tendrán que atestiguar con su firma que han leído y aceptado las advertencias sobre aquellos productos complejos que vayan a contratar".

Andrea Carreras-Candi:'Asegurar la transparencia y reducir los conflictos de interés es primordial', en 'El Economista'
En un artículo de opinión de 'El Economista', la directora de EFPA España, Andrea Carreras-Candi, ha explicado que "a partir de ahora, los clientes tendrán que atestiguar con su firma que han leído y aceptado las advertencias sobre aquellos productos complejos que vayan a contratar".

Incluso la circular emitida por el regulador va un paso más allá, ya que obliga al cliente a firmar un documento acompañado con la expresión "este producto es complejo y se considera no conveniente para mí" siempre que la empresa de servicios de inversión considere que no es adecuado para el perfil de su cliente y éste insista en contratarlo. Se trata de una medida que permitirá mejorar las relaciones entre las entidades financieras que ofrecen asesoramiento financiero y sus clientes.

Carreras-Candi explica también en su artículo que:
  1. España está aún a la cola de los países europeos, donde en Reino Unido desde principios de este año 2013 se exige cualificación profesional  a todo aquel que ofrece este tipo de servicios.

  2. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha explicado, a través de una sentencia reciente, que la existencia de asesoramiento en materia de inversión no depende de la naturaleza del instrumento financiero, sino de si el producto ha sido ofrecido al cliente de forma individualizada. Se trata de un matiz muy importante que refuerza uno de los puntos en los que los asesores financieros siempre insistimos: el producto perfecto no existe, sino que depende del perfil y de las necesidades de cada cliente.

  3. Asegurar la transparencia y reducir los conflictos de interés es primordial. Pero también debemos seguir mejorando la oferta, cualificando a los profesionales, y la demanda, aumentando la cultura financiera, la otra gran asignatura pendiente que tenemos en este país.

  4. Cuando uno está enfermo confía en poder acudir a un hospital con la mejor tecnología. Pero, sobre todo, lo que desea es ser atendido por los mejores médicos. En este caso, tiene que ocurrir exactamente lo mismo. Un ahorrador tiene que buscar la recomendación de un asesor financiero, sin intereses particulares y que acredite su cualificación.

  5. Hemos de ser capaces de manifestarnos a favor de la exigencia de la cualificación profesional de los asesores financieros, que además garantice formación continua y hemos de contribuir en impulsar una mayor educación financiera, sólo así conseguiremos recuperar la confianza del cliente y mejorar la calidad de la profesión.