Noticias de asesoramiento financiero

23/12/2015

ESMA publica las directrices definitivas sobre los requisitos de conocimientos y competencias en la distribución de productos financieros

La autoridad europea de mercados (ESMA) publicó el pasado sábado la versión definitiva de las directrices sobre conocimientos y competencias de los profesionales financieros.

  • La autoridad europea confirma la idoneidad de los certificados EFPA.
  • En España, este documento de bases y mínimos deberá ser complementado con una normativa más detallada por parte de la CNMV.
  • ESMA exigirá cualificaciones profesionales más exigentes a los profesionales que asesoren con respecto a los que solo ofrezcan información.

La autoridad europea de mercados (ESMA) publicó el pasado sábado la versión definitiva de las directrices sobre conocimientos y competencias de los profesionales financieros. Este documento de bases y mínimos deberá ser complementado en cada país, por una normativa más detallada (en el caso de España por parte de la CNMV).

Son unas directrices que afectarán a todos los empleados y profesionales bancarios y financieros que, manteniendo trato directo con los clientes, les asesoren o les informen sobre productos de inversión y servicios auxiliares. Se trata de un paso más tras la publicación el pasado mes de abril de un documento consultivo que recibió más de 80 respuestas de grupos y asociaciones europeas relevantes (incluyendo la de EFPA), y recibir el asesoramiento del grupo de partes interesadas en Instrumentos y Mercados de la ESMA.

EFPA España se congratula de que la autoridad europea haya tenido en cuenta muchas de sus observaciones durante el periodo consultivo y de que su estructura de certificación, registro, formación continua para mantenerlos y requerimientos éticos, aparezca como apropiada y de acuerdo a los criterios europeos. Las directrices ESMA exigen:

  • Cualificaciones profesionales diferenciadas para los profesionales que asesoran (de mayor exigencia) y para los que ofrecen información.

  • Requerimiento imperativo de realizar formación continua y de renovar la cualificación profesional periódicamente.

  • No existirá la posibilidad de sustituir la cualificación y certificación con experiencia. Las directrices afectarán a todos los profesionales sin excepción, si bien se contemplan periodos transitorios.

  • Las certificaciones externas se sugieren como solución clave para que las autoridades nacionales mencionadas las contemplen y recomienden en los desarrollos en cada país.

En línea con este documento, EFPA anunciaba hace unos días la puesta en marcha de una nueva certificación (Certificado Europeo de Inversiones o European Investment Practitioner, EIP), que viene a complementar las ya existentes para dar plena respuesta a las exigencias de cualificación que ESMA acaba de publicar.

Información: