Noticias de asesoramiento financiero

04/10/2013

Las finanzas también son cosa de niños

Educar a los niños en estos temas es fundamental para que se familiaricen con algunos conceptos que tendrán que manejar en su vida diaria.

Las finanzas también son cosa de niños
La crisis económica ha destapado las carencias de los españoles en el ámbito de las finanzas, que tienen su origen en la escasa importancia que se ha otorgado históricamente a la #Educaciónfinanciera, una de las grandes asignaturas pendientes en nuestro país. Sin embargo, educar a los niños en estos temas es fundamental para que se familiaricen con algunos conceptos que tendrán que manejar en su vida diaria.

Enrique Borrajeros, Presidente del Comité de Comunicación de EFPA España, participó ayer día 3 de octubre en La Cope, sobre la educación financiera para niños. Escuchar (A partir del minuto 37:00 hasta el final)

 

Aprovechando “la vuelta al cole”, EFPA España ofrece una serie de recomendaciones para los padres a la hora de introducir a los más pequeños de la casa en el mundo de la economía.
  • Dale una paga semanal a tu hijo por ayudar en casa. La mejor forma de aprender es practicando. Para que los niños entiendan la importancia del ahorro puede recibir una pequeña paga o incentivo por ayudar en las tareas de casa, con el fin de que valoren el esfuerzo que deben realizar para ganar su propio dinero. Después podrán elegir entre gastar, ahorrar o valorar cómo repartir ambas posibilidades.

  • Abre una cuenta de ahorro a tus hijos para que vayan ingresando la parte ahorrada, haciéndoles muy partícipes de todo el proceso: el ingreso, los intereses y el saldo que van acumulando.

  • Explícale que una familia tiene que cumplir con una serie de gastos fijos al mes (hipoteca, agua, calefacción…) y contar con unos ingresos mensuales. Puedes mostrarle todas las facturas para que sepa cómo funcionan y que no se puede gastar más de lo que se tiene.

  • Habla de dinero en casa con toda naturalidad. Que los niños lo vean como algo cotidiano y no como un tabú. A partir de los 7 u 8 años, los niños tienen que darse cuenta de que el dinero es un bien escaso y que cuesta mucho esfuerzo ganarlo.

  • Enseña a tu hijo a entender el concepto del riesgo y de la rentabilidad. Hay que explicarle a nuestro hijo que siempre que se toma una decisión de inversión existe un factor de riesgo que hay que asumir. Y que cuanto más riesgo asumamos, mayor será la rentabilidad que aspiramos a obtener.

  • Inculca al niño valores como el esfuerzo y no tener miedo al fracaso.  Los niños son muy creativos y a veces son los propios adultos los que coartan esa creatividad y las ganas de hacer cosas. Por tanto, es muy importante apoyarlos en los proyectos que quieran emprender.

Información: