Noticias de asesoramiento financiero

20/12/2017

Participación de Josep Soler en 'Dirigentes': 2018, el año de MIFID II

La revista Dirigentes analiza en este artículo los objetivos que persigue MIFID II que entrará en vigor con la llegada de 2018. ¿El reto? Otorgar mayor transparencia al sistema, obligando a las entidades a facturar los costes de servicios de análisis por separado, y una mayor eficacia gracias a la formación obligatoria de los profesionales financieros que son los encargados de asesorar al cliente final. Una directiva que no ha estado exenta de polémica ya que ha cuestionado el modelo de negocio de algunas entidades que hasta el momento se hacían llamar independientes.

Participación de Josep Soler en 'Dirigentes': 2018, el año de MIFID II
La publicación señala que entre los principales cambios que recoge MIFID II destacan cuatro aspectos, según un informe elaborado por el IEB, en colaboración con EFPA España y KPMG, titulado “Nuevos modelos de Negociación en el Asesoramiento Financiero tras las Modificaciones Regulatorias de MIFID II” :
 
  1. Prohibición de recibir incentivos: cuando se preste el servicio de asesoramiento independiente y de gestión discrecional de carteras. Para poder cobrar incentivos en asesoramiento no independiente, se aumentan los requisitos para considerar que se incremente la calidad del servicio.
     
  2.  Se incrementan los deberes de información a ser proporcionada a los clientes, en particular, respecto a la información sobre costes y gastos, el servicio de asesoramiento y sobre las características de los instrumentos financieros.
     
  3. Prohibición de retribuir a los empleados de servicios de inversión en función de objetivos de ventas, evitando de esta forma que dicha remuneración pueda ser un incentivo para que se comercialice o recomiende un producto determinado habiendo una alternativa que se ajuste más al perfil del cliente.
     
  4. La formación del personal que va a prestar el servicio de asesoramiento financiero o va a proporcionar información a los clientes sobre servicios de inversión o auxiliares y productos financieros debe ser adecuada.
 
En este sentido, Josep Soler, presidente de EFPA Europa, señala que “es fundamental incidir en la formación continuada que resulta imprescindible en un mercado en constante cambio y con cada vez mayor competencia entre entidades que lanzan constantemente nuevos productos”.


 
“De acuerdo con ESMA, las cualificaciones deberían estar sometidas al cumplimiento de un código de conducta profesional (código ético) y su incumplimiento debería implicar la pérdida de las cualificaciones y competencias exigidas para ejercer profesionalmente”, matiza Soler.  

 

​En prensa