Noticias de asesoramiento financiero

08/01/2018

"¿Qué recetas sugieren los expertos para que los millennials gestionen mejor sus finanzas personales?" en El País

Uno de cada cuatro jóvenes de entre 18 y 35 años declara que no sobreviviría con sus ahorros más de tres meses si no tuviera otro recurso, otro 40% estima que se mantendría entre tres y nueve meses y apenas un 25% subsistiría más de un año, según un estudio de la app financiera Fintonic. Francisco Marín, Director del comité de Servicios a Asociados de EFPA España, participa en este pequeño estudio de El País.

'¿Qué recetas sugieren los expertos para que los millennials gestionen mejor sus finanzas personales?' en El País
Ser jóvenes y manejarse bien con las nuevas tecnologías no es necesariamente sinónimo de una buena capacidad de ahorro o de educación financiera. En este sentido, Francisco Marín, Presidente del Comité de Servicios a Asociados de EFPA España, subraya en una colaboración con 'El País':

“La falta de educación financiera lleva a que no haya formación, lo que impide desarrollar un criterio para ahorrar, y, sin criterio, el disponer de información es inútil”.

 

Entonces, ¿cuáles son las recetas que sugieren los expertos para que los millennials gestionen mejor sus finanzas personales?


Los expertos consultados por el periódico aconsejan no usar más del 20% de los ingresos para pagar deudas, conocer bien los productos antes de contratarlos, comparar para saber lo que pagas y planificar con exactitud los gastos.

En palabras de Marín, esta misma falta de educación financiera lleva también a los millennials a “no saber plantear una planificación financiera personal”. De esta forma no se tiene una idea clara de cuál es el nivel de ingresos ni tampoco en qué se gasta el dinero.

“Hay gastos necesarios como la luz, el gas, el teléfono, el alquiler o la hipoteca, gastos prescindibles, como algunas copas o cenas, y gastos suntuarios, como el último modelo de tablet o teléfono, o la tarifa premium en el gimnasio”.

Saber cuánto dinero se emplea en cada uno de estos capítulos de gasto ayudará a recortar y ahorrar.

De lo contrario, “se gastará más de lo que se tiene a corto plazo, con los créditos al consumo, o a largo plazo, con las hipotecas, y no se creará el fondo de emergencia, ese dinero equivalente a dos o tres meses de sueldo guardado para algún imprevisto, y que evita recurrir a los carísimos préstamos a corto que se ofrecen por las redes”, concluye el experto.