Artículos

03/03/2020

Artículo de Rafael Casellas: "Ante el COVID-19, tome COFIN-20" (Diari de Tarragona)

Después de un brillante 2019 bursátilmente hablando, parecía que el “efecto 2018” había quedado ya borrado de la lista de años negros de los mercados financieros. Pero, de repente, en este 2020, nos aparece un invitado sorpresa al más puro estilo Cisne Negro que, a medida que pasan los días, éste elemento vuelve a sembrar los miedos, las desconfianzas, los fantasmas, los dientes de sierra en las bolsas y, por supuesto, el pesimismo en todos los canales de comunicación. Sí, se trata del COVID-19 o popularmente llamado coronavirus. Delante de esto, ¿qué puede o debe hacer un inversor para proteger sus carteras o sacar mejor partido de la situación?

Artículo de Rafael Casellas: 'Ante el COVID-19, tome COFIN-20' (Diari de Tarragona)
Pues el mejor remedio, como “médicos financieros” que somos todos los profesionales que nos dedicamos al asesoramiento patrimonial, es administrar una vacuna entre nuestros pacientes o, mejor dicho, entre los inversores. Es el “COFIN-20”. El nombre lo ha acuñado quien les firma este artículo. El “COFIN-20” es una vacuna financiera de posología muy sencilla. Los antígenos de la vacuna dicen que son los que estimulan en el cuerpo la generación de la respuesta inmunitaria necesaria para la protección contra la infección. Pues bien, los antígenos financieros de este “COFIN-20” necesarios para dar respuesta a esta situación de mayor volatilidad que está causando en los mercados el COVID-19, son los que a continuación les explico:  
 
  1. Coberturas: en finanzas, tenemos instrumentos que nos permiten cubrir o proteger nuestras inversiones. Se trata de los derivados. Opciones, warrants o futuros son los principales. Sin embargo, el precio, la complejidad o los riesgos de los productos, hacen que no sea un producto apto para todos los públicos según se indica en la directiva europea MIFID II.
     
  2. Fondos de inversión: gestión para profesionales. Es en estas situaciones cuando la gestión delegada a expertos en vehículos como los fondos de inversión, debe marcar las diferencias. La diversificación de éstos, hará que las carteras queden siempre más protegidas delante de episodios de alta volatilidad frente a otras carteras sin la carcasa del fondo y con menor número de títulos.
     
  3. Periodificar las compras: uno de los mejores y más sencillos antígenos. Requiere de disciplina y constancia. Se trata sólo de realizar compras de manera recurrente y periódica. Obtendremos mejores precios medios y conseguiremos cortar los dientes de sierra. Tiene más sentido hacerlo cuanto más volátil sea el activo en el que pongamos nuestro dinero y más largo sea nuestro horizonte temporal de inversión. Los fondos de inversión son el mejor vehículo para realizarlas.
     
  4. Guardar liquidez: quien guarda liquidez, puede utilizarla en momentos de caídas fuertes para ejecutar compras de buenos activos a precios de ganga. Mientras no haya oportunidades, hay que tener paciencia con esa liquidez ociosa, cosa difícil y más cuando el cash hoy en día no se remunera.
     
  5. Asesórese: sí, siempre decimos lo mismo: “hay que asesorarse”. “Busque a un buen especialista de gestión de patrimonios”. Es cierto. Pero todavía existen muchos inversores que prescinden de un asesor y actúan por su cuenta. Hoy en día no se es mejor o peor gestor o asesor por el hecho de seleccionar los mejores y más rentables activosen los que invertir sino saber cuáles de ellos o qué  actitudes del inversor, pueden traer trágicas consecuencias para sus finanzas. El buen asesor, en escenarios como el actual, no tenga duda de que le ayudará. Su respuesta no debería diferir en mucho de los anteriores comentarios. 

Las inversiones financieras son como un juego. Sí, un juego pero un juego serio y que admite pocos errores. No hay que perder la calma, requiere de sentido común, constancia y disciplina. Debemos saber mover las fichas cuando toca y, sobretodo, hablar y consultar con nuestros asesores sobre qué hacer en cada caso concreto y particular. En resumen, tómense una buena dosis de COFIN-20 y verán el COVID-19 pasar sobre sus finanzas como algo anecdótico. Cuídense. 


Rafael Casellas 
Director Banca Privada en Tarragona Banco Sabadell
 


ARTÍCULO PUBLICADO EN:

Diari de Tarragona