Artículos

14/02/2020

Artículo de Pilar Barcelona: “Constancia, paciencia y asesoramiento” (Actualidad de las Empresas Aragonesas)

Una vez superada la cuesta de enero, y ya plenamente inmersos en el año 2020, es el momento de empezar a cumplir los propósitos que todos nos marcamos tras las campanadas. Esos objetivos y metas que nos proponemos cada año con la finalidad de hacer nuestra vida un poco más feliz.

Artículo de Pilar Barcelona: “Constancia, paciencia y asesoramiento” (Actualidad de las Empresas Aragonesas)
Además de ponernos en forma, terminar con algún vicio o cambiar algún mal hábito, uno de los retos que siempre nos planteamos pasa por planificar nuestros ahorros y una mejor gestión de las finanzas. Por eso, hoy mejor que mañana, es el mejor momento para pasar de las palabras a la acción y empezar nuestro plan de ahorro

Cuando nos planteamos la opción de ahorrar, debemos entender que se tiene que convertir en un hábito y no en un acto esporádico puntual. Tenemos que asumir que se tratará de una rutina y que tendrá unos resultados que mejorarán nuestra calidad de vida. Lo primero será establecer cuáles son nuestros objetivos a medio y largo plazo, la idea inicial será recortar los gastos diarios desde hoy mismo para alcanzar una meta óptima y estos serán los tres hábitos que nos llevarán al éxito: paciencia, constancia y asesoramiento.

Cualquier propósito nos lleva un gran esfuerzo para el que debemos mentalizarnos. Es por ello que enfrentarnos a este reto, sin el asesoramiento adecuado, nos llevará inequívocamente al fracaso. Si, por ejemplo, queremos ponernos en forma, no nos plantearíamos apuntarnos por primera vez en nuestra vida al gimnasio y hacer tres clases seguidas de spinning. Un preparador profesional trazará primero un perfil según nuestras características personales, intención, objetivo… para poder establecer un plan adecuado. Lo mismo ocurre cuando hablamos de nuestros ahorros. Sea cual sea nuestro objetivo, y teniendo en cuenta que existen multitud de productos financieros, contratar uno de estos productos sin el consejo de un asesor financiero cualificado no es recomendable.

Una buena planificación es clave para alcanzar nuestros objetivos y contar con el asesoramiento de un experto en esta materia es sinónimo de seguridad y acierto, y más en un entorno de incertidumbre como el actual, dominado por la volatilidad de los mercados y la dificultad de encontrar rentabilidades importantes sin asumir ciertos riesgos. Un asesor financiero cualificado nos explicará todas las variables que tendremos que atender antes de tomar una decisión de inversión: el horizonte temporal, la capacidad para asumir riesgos, las comisiones que tendremos que asumir…

Ante esta situación, es importante concebir el ahorro como un objetivo a largo plazo. El motivo de que la planificación sea tan importante es porque vamos a tener que seguirlo durante meses y años para que funcione. No tiene sentido invertir en algún producto para retirar nuestro dinero al día siguiente, ni empezar a preparar nuestra jubilación un año antes de jubilarnos. Como en tantas cosas importantes en la vida, los resultados llegarán en el medio y largo plazo.

Por todo esto, ahora que el año acaba de empezar, uno de los propósitos y objetivos que nos podemos marcar será el de empezar a practicar una buena cultura del ahorro. Ser conscientes de nuestros gastos y de nuestros ingresos para empezar a actuar según esta situación. Y no olvidar nunca la importancia de ahorrar para la jubilación. Pero como ya he señalado, el esfuerzo sólo tendrá sentido con constancia, paciencia y, sobre todo, con el asesoramiento adecuado. Sólo de esa forma evitaremos la frustración de equivocarnos en la forma de ahorrar y alcanzaremos nuestros objetivos financieros para lograr que nuestro esfuerzo valga la pena.


Pilar Barcelona
Delegada Territorial del Comité de Servicios a Asociados de EFPA España en Aragón