Artículos

11/06/2012

Artículo Ganador del 3er Concurso de 'Funds People' y EFPA España: "O cambias o te cambian"

“Nos toca hacer otras cosas, las que nunca debimos dejar de lado”, reconoce Ángel Faustino, asociado EFPA número 3.503, que en su artículo “O cambias o te cambian” aborda los retos a los que se enfrenta el asesor financiero en la crisis. Un texto que ha resultado ganador de la edición de junio del concurso organizado por EFPA y Funds People por la actualidad del tema y las interesantes líneas de actuación que propone para dar ese cambio que, a su juicio, demanda el sector del asesoramiento financiero profesional.

Artículo Ganador del 3er Concurso de 'Funds People' y EFPA España: 'O cambias o te cambian'
“Nos toca hacer otras cosas, las que nunca debimos dejar de lado”, reconoce Ángel Faustino, asociado EFPA número 3.503, que en su artículo “O cambias o te cambian” aborda los retos a los que se enfrenta el asesor financiero en la crisis. Un texto que ha resultado ganador de la edición de junio del concurso organizado por EFPA España y Funds People por la actualidad del tema y las interesantes líneas de actuación que propone para dar ese cambio que, a su juicio, demanda el sector del asesoramiento financiero profesional.

"O cambias o te cambian"

Los asesores financieros profesionales tenemos en esta crisis una oportunidad única para recuperar  el prestigio que nuestra profesión nunca debió perder.

La venta indiscriminada de productos complejos durante los últimos años ha resultado en perdidas muy abultadas en las carteras de nuestros clientes; y lo que es peor, algunos (o muchos) se han quedado con la sensación de que han sido engañados con productos complicados y poco adecuados para su perfil.

En el informe de PwC y Caceis de junio de 2010 ampliamente divulgado por EFPA España se indica que en una encuesta a inversores a nivel europeo “solo el 29%” se muestra satisfecho con su asesor financiero. Un nivel de satisfacción tan bajo nos debería dar que pensar a todos: a los asesores, a los directivos de la industria financiera y a los reguladores. Un 71% de descontento me llevan a pensar que nuestro sector requiere más una revolución que un retoque.

Hay un dicho entre los expertos en marketing que dice que cuando las circunstancias cambian “O cambias o te cambian”. Y las circunstancias han cambiado. Y mucho. Nuestros clientes difícilmente van a aceptar nuevamente la venta por campañas y la colocación de productos similares a los que les han llevado a la situación actual. Nos toca hacer otras cosas, las que nunca debimos dejar de lado y que se resumen en un solo concepto: conoce a tu cliente.

Se me ocurren algunas líneas de actuación que nos pueden ayudar a recuperar nuestro prestigio. Ahí van algunas.
1. Estrategias de inversión claras y a largo plazo vs venta oportunista por campaña
2. Asset Allocation global buscando diversificación respecto de lo que ya tiene invertido en otras casas.
3. Estructura de cartera Core-Satelite (simple) vs Cartera Estratégica y Táctica (complejo)
4. Cartera centrada en productos simples, jurídicamente seguros, líquidos y eficientes. Más fondos de inversión y menos estructurados. ¿hemos aprendido en esta crisis lo que vale la liquidez? ¿vigilamos el riesgo de contrapartida?
5. Plan de seguimiento sistemático y fijación previa de stop loss de acuerdo con el cliente.
Y como dice el sabio de Omaha (1)  “en la vida basta hacer unas pocas cosas bien, siempre que no hagas demasiadas cosas mal”.  Llevado a la inversión lo simplificaría en una sola regla: preservación del capital.

Como resultado de todo esto mi resumen es:
Conoce a tu cliente + Preservación del capital = buen asesoramiento financiero

Y para despedirme, aprovechar y mandar un recado a nuestro regulador al que también le irían bien aprovechar la crisis y plantearse  algunos cambios. Señores de la CNMV y del Banco de España, para ejercer el asesoramiento financiero en los países serios hay que contar con una certificación profesional homologada. Yo creo que España es un país serio ¿ustedes lo creen?

(1)    El tao de Warren Buffet. Mary Buffet y David Clark. Alienta