Artículos

14/03/2013

Artículo por David Forcada Rifa: "Dónde Invertir"

Según datos publicados por el Banco de España el 51% de los activos financieros de los hogares españoles están invertidos en depósitos y efectivo. Sólo un 6.9% en fondos, el 6,1% en acciones cotizadas, y el resto en seguros de pensiones y otros activos. No nos pueden sorprender estos datos si tenemos en cuenta la evolución de los mercados en la última década y la historia reciente de nuestro sistema financiero. Un sistema basado en bancos y cajas con una arraigada tradición en las libretas de ahorro. Las cuentas corrientes y las típicas libretas que popularizaron las cajas de ahorro aún acumulan la mitad del volumen del patrimonio financiero de los españoles.

Según datos publicados por el Banco de España el 51% de los activos financieros de los hogares españoles están invertidos en depósitos y efectivo. Sólo un 6.9% en fondos, el 6,1% en acciones cotizadas, y el resto en seguros de pensiones y otros activos.
No nos pueden sorprender estos datos si tenemos en cuenta la evolución de los mercados en la última década y la historia reciente de nuestro sistema financiero. Un sistema basado en bancos y cajas con una arraigada tradición en las libretas de ahorro. Las cuentas corrientes y las típicas libretas que popularizaron las cajas de ahorro aún acumulan la mitad del volumen del patrimonio financiero de los españoles.

Si miramos otros países no vemos demasiados casos como el nuestro, por ejemplo en la vecina Francia, el 33% del ahorro el canalizan los productos de seguros. Y no hablemos de los países anglosajones, que tradicionalmente optan por productos como los fondos, las acciones u otros productos de previsión.

Lo que si se ciertas que el tejido de entidades financieras que generó este modo singular de ahorrar se ha desintegrado, estamos en un proceso que llevará a un sistema bancario oligopolístico y que marcará nuevas pautas en beneficio de los bancos.

La viabilidad de las pocas entidades supervivientes en el sistema pasa por recuperar los márgenes de intermediación. Por este motivo, y sin el proceso de re-estructuración finalizado, el lobby de los grandes bancos ya ha demostrado la fuerza suficiente para que, con la complicidad del Banco de España, se saquen de la manga una normativa, que no se normativa, y con serias dudas sobre su legalidad, a fin de limitar la retribución de los depósitos. No descartamos que a corto plazo este "pacto de caballeros" se pueda violar puntualmente, pero seguro que a corto o medio plazo caminamos hacia un entorno de tipos de interés de los depósitos bajos.

Este nuevo escenario financiero que se avecina derivará en un conformismo de los ahorradores, en algunos casos, o en la búsqueda de alternativas en otros. Posiblemente el asesoramiento financiero y la planificación del ahorro a largo plazo tomarán paulatinamente un papel más importante. Recomiendo leer el artículo de El País "No podemos (ni Sabemos) Ahorrar para la Vejez" que publico en el blog de forcada consltors.com

Hay alternativas a los depósitos?
Financieramente los depósitos son "un activo más" y pueden ser recomendables cuando ofrecen una rentabilidad adecuada a su riesgo asociado. Actualmente los depósitos bancarios y la deuda del estado están en una rentabilidad similar y ligeramente inferior a las emisiones de renta fija de los propios bancos. Se mueven alrededor del 1,75% a 12 meses y el 2.75% a más de dos años. Aplicando sentido económico los depósitos no constituyen hoy un activo invertible, a no ser que dicha inversión responda a criterios de comodidad, tradición y desconocimiento, o bien, se trate de una colocación puntual a la espera de otra inversión.
Para evitar la "recomendación del Banco de España" encontramos en el mercado productos de seguro de ahorro a 12 meses, con rentabilidades entre el 2.5% y el 3%, que pueden convertirse en unos aceptables sustitutivos de los depósitos.
La renta fija, pública o privada, también es una alternativa, pero hay que realizar una buena selección de emisores y plazos. En general, aunque todavía se pueden encontrar algunas oportunidades, las rentabilidades actuales no son extraordinariamente atractivas como si lo eran hace un año.

La renta fija tiene el hándicap de la diversificación. Si bien con sumas importantes se puede construir una cartera debidamente diversificada, esta tarea es más compleja y con más costes cuando hablamos de cantidades modestas.

Para salvar el hándicap de la diversificación, y para dar cobertura a cualquier capacidad inversora, los fondos de inversión son la mejor opción pervive razones:

-Fiscalmente más eficientes que los depósitos y la renta fija
-Alta diversificación de activos que permiten una reducción del riesgo
-Posibilidad de inversión en todas las temáticas
-Economías de escala que compensan los costes de gestión

Hay que tener en cuenta que se comercializan más de 3.000 fondos en España. Este hecho implica que es necesaria una cuidadosa selección a la hora de definir la cartera de fondos más adecuada a cada perfil de cliente.
Si lo que buscamos es una alternativa natural a los depósitos, las opciones pasan por la categoría de monetarios. Aquí destaca el Gesconsult Corto Plazo FI por su consistente rentabilidad y baja volatilidad. Este fondo invierte, entre otros activos, en depósitos bancarios curiosamente excluidos de la normativa, por lo tanto, mientras los bancos sólo ofrecen un 1.75% a los particulares están ofreciendo entre el 3% y el 3.5% a los fondos de inversión

Si nuestro horizonte inversor supera los 12 meses debemos contemplar la categoría de renta fija. En esta categoría podemos encontrar fondos indexados a una temática de renta fija determinada como puede ser renta fija a largo plazo, alto rendimiento, convertibles, etc ..
Si las perspectivas son claras a favor de una estrategia podemos seleccionar un fondo que replique adecuadamente la estrategia elegida, por ejemplo el Henderson Horizon Fund - Euro Corporate Bond Fund A2 EUR o BlackRockGlobal Funds - Euro Short Duration Bond E2 EUR son excelentes fondos para invertir en renta fija corporativa europea.

Con las actuales perspectivas de mercados, preferimos fondos más flexibles, con mayor grado de gestión, y que combinan diferentes estrategias.
Para los más conservadores el Carmignac Sécurité A es una buena opción como fondo multi-estrategia de bajo riesgo. Otros fondos similares, aunque con un ligero incremento de riesgo, son el Legg Mason Brandywine Global Fixed Income Fund Class A EUR Acc (AH) o el reconocido PIMCO Global Real Return E Acc EUR (Hdg)

Finalmente si nuestro horizonte temporal es un poco más largo y queremos mejorar rentabilidades asumiendo otro pequeño peldaño de riesgo, la mejor opción son los fondos de renta fija mixta gestionados o de retorno absoluto.

En este apartado encuentras en la mayoría de carteras recomendadas el M & G OptimalIncome Fund Euro Class AH También debemos considerar un fondo nacional, el GVC Gaesco Patrimonialista FI que está diseñado para superar la rentabilidad de los depósitos a plazo protegiendo el capital, objetivo que está cumpliendo sobradamente.

Por lo tanto, alternativas a los depósitos no faltan si cambiamos la mentalidad y pensamos en términos de planificación financiera. El encadenar la renovación anual de depósitos será a corto plazo un método poco eficiente.

David Forcada Rifa
Asociado EFA nº 10947