Artículos

03/06/2016

Artículo por Francisco Uriarte: "Asesoramiento financiero: ¿Personal o Tecnológico?"

Desde que en el año 2000 llegaran a España los primero bancos por internet como ActivoBank, Uno-e y Openbank, la evolución de los bancos a través de nuevos canales ha sido vertiginosa. Los últimos días se escuchan muchas noticia sobre el esfuerzo tecnológico ( y económico) que está haciendo el BBVA para ser unos de los banco con mejor tecnología del mercado bancario nacional e internacional.

Artículo por Francisco Uriarte: 'Asesoramiento financiero: ¿Personal o Tecnológico?'
Desde que en el año 2000 llegaran a España los primero bancos por internet como ActivoBank, Uno-e y Openbank, la evolución de los bancos a través de nuevos canales ha sido vertiginosa. Los últimos días se escuchan muchas noticia sobre el esfuerzo tecnológico ( y económico) que está haciendo el BBVA para ser unos de los banco con mejor tecnología del mercado bancario nacional e internacional.

En el caso del asesoramiento financiero está ocurriendo prácticamente lo mismo. Cada vez se pueden encontrar más aplicaciones para Smartphone para la gestión de las finanzas personales y web que a través de sofisticados programas de gestión consiguen recomendar carteras de fondos de inversión para cada perfil como ahorrador o inversor mediante formularios y el uso de algoritmos que ayudan a conseguir interesantes rentabilidades para su cartera. Uno de los sistemas más punteros es el robo-advisor, es decir, el uso de algoritmos para la creación automática de carteras de inversión y para el movimiento de la cartera según el contexto del mercado. Este sistema de asesoramiento financiero utiliza la figura de EAFI para el asesoramiento a sus clientes incrementando sus volúmenes año a año.

Este sistema de asesoramiento no utiliza personas como asesores financieros sino que toda la gestión e información se realiza a través de su web y los sistemas tecnológicos que aplicados a sus métodos de gestión. Soy consciente que aunque me dedique al asesoramiento patrimonial, el uso de internet y las nuevas tecnologías son muy necesarias a la hora de gestionar carteras e inversiones, debido a que en la mayoría de las veces nos ayudan de la mejor manera a la hora de gestionar a nuestros clientes. El ejemplo más sencillo es el uso de web para comprar y vender acciones que nos permiten poner órdenes a tiempo real en cualquier mercado continuo del mundo, además de ofrecernos la posibilidad de introducir ordenes stop loss para que podamos controlar las pérdidas de las acciones que tenemos en cartera.

En mi opinión en asesoramiento financiero no puede ser solo personal o solo tecnológico sino que debe combinar las ventajas de cada uno de ellos de cara a poder ofrecer al cliente un servicio más completo y eficaz de cara a conseguir los mejores resultados para sus inversiones. Los nuevos sistemas de inversión no pueden plasmar en sus decisiones de inversión ciertos movimientos y cambios que pueden ocurrir en los mercados y que pueden presagiar un cambio de tendencia, por ejemplo, en momentos de altísima volatilidad como la que estamos sufriendo en el último año. Un ejemplo: En el momento de escribir este artículo las acciones de Banco Popular caían alrededor de un 20% tras informar de una ampliación de capital de 2.500 millones de euros anunciado esta mañana.


Es cierto que las ampliaciones de capital diluyen el valor de la acción al llegar al mercado acciones nuevas pero en el caso de Banco Popular lo hace para reforzarse y conseguir ser un banco más fuerte de cara a los nuevos tiempos y regulaciones que está sufriendo el sector. Existen muchas variables que hacen que haya que vender la acción como que no, pero si nos basamos en movimientos matemáticos o algorítmicos, ahora mismo estaríamos vendidos con pérdidas. ¿Qué pasa si mañana el BBVA decide entrar en el capital de Banco Popular? o lo que no era tan descabellado, Banco Popular y Banco Sabadell se fusionasen y que esto fuera una estrategia para conseguir bajar el valor. Pues lo dicho, que en caso de repunte de las acciones de Banco Popular, al haber vendido porque las variables algorítmicas así lo señalaban, estaríamos fuera de la posible subida.

Este ejemplo que parece tan sencillo se puede extrapolar a los miles de movimientos, noticias etc. que suceden en un mercado global como este y que afectan a las fluctuaciones, movimientos y cambios que podemos sufrir en todos los mercados bursátiles. En definitiva, creo que una buena gestión del patrimonio de cualquier inversor o ahorrador debe estar formada por asesoramiento tecnológico que nos ayude a conocer los mercados, sectores y productos de manera más profunda combinado con un asesoramiento personalizado que ayude a conocer de primera mano las necesidades, el patrimonio, el perfil y todas las variables personales y profesionales que hay detrás de cada clientes Mas información en: www.depositosyfondos.com.