Artículos

23/01/2014

Artículo por Gabriela Blanco: "Conceptos a tener en cuenta en una planificacion financiera"

Durante mi Carrera Universitaria, siempre nos han enseñado que para realizar una planificación financiera es necesario evaluar un escenario de largo plazo. De esta misma manera lo hemos aprendido en el curso de EFPA, así como en las conferencias y aulas de recertificación.He leído artículos en Internet sobre planificación financiera y uno me pareció muy interesante donde explica o comentan por qué las inversiones no se aplican al corto plazo, y la definición de que es el corto plazo, variable que cada persona en forma individual puede definir de diferente formas según la etapa de vida que se encuentre o necesidades futuras que está buscando.

Artículo por Gabriela Blanco: 'Conceptos a tener en cuenta en una planificacion financiera'
Durante mi Carrera Universitaria, siempre nos han enseñado que para realizar una planificación financiera es necesario evaluar un escenario de largo plazo. De esta misma manera lo hemos aprendido en el curso de EFPA, así como en las conferencias y aulas de recertificación.He leído artículos en Internet  sobre planificación financiera y uno me pareció muy interesante donde explica o comentan por qué las inversiones no se aplican al corto plazo,  y la definición de que es el corto plazo, variable que cada persona en forma individual puede definir de diferente formas según la etapa de vida que se encuentre o necesidades futuras que está buscando.

  • ¿Qué es la planificación financiera de corto plazo?

La mayoría de la información acerca de la planificación financiera justifica su importancia en ayudar a conseguir las metas a largo plazo. Esto plantea la pregunta de qué hacer con las metas a corto plazo. Tiende a haber menos información en este sentido, ya que no es tan lucrativo, sobre todo porque las metas a corto plazo no deben en general ser financiadas con inversiones.

Los términos "a corto plazo" y "a largo plazo" son relativos. Por lo tanto, es difícil dar una definición exacta sobre la planificación financiera a corto plazo. Sin embargo, muchas personas utilizan 24 ó 36 meses como el período de tiempo en que finaliza la planificación financiera a corto plazo.

Muchas personas creen erróneamente que cualquier objetivo más allá de la creación de ahorro requiere la realización de inversiones. De hecho, la mayoría de las inversiones son malos canales para alcanzar las metas a corto plazo debido a su volatilidad. Si bien es muy probable que la inversión en una cartera de valores se recupere de cualquier pérdida y genere ganancias en 10 ó 20 años, no puede decirse lo mismo en un plazo de 3 años. Por lo tanto, la mayoría de las inversiones no son adecuadas para la planificación financiera a corto plazo.

Con respecto a los beneficios, debido a que hay poco tiempo para lograr las metas a corto plazo, no hay tiempo para recuperarse de los errores o malos entendidos. Por lo tanto, la planificación financiera a corto plazo proporciona una forma de ver exactamente lo que se necesita para alcanzar los objetivos y, si es necesario, ajustar los objetivos si no pueden lograrse. La planificación financiera a corto plazo también ayuda a prevenir el uso de los fondos en tareas o elementos que no se consideran importantes y cuya compra puede significar que las metas importantes no puedan ser alcanzadas.

La planificación financiera a corto plazo proporciona una hoja de ruta hacia el logro de las metas financieras. Un buen plan financiero a corto plazo cuenta con factores como la cantidad de dinero que debe ser ahorrado, cuánto interés deben generar los ahorros y la mejor manera de lograr ambas cosas. Un excelente plan financiero a corto plazo explora cómo el plan afecta también los objetivos de largo plazo.
Artículo escrito por Brian Nelson, traducido por Morena Parras
Del articulo se desprende que es importante para nuestra planificación financiera, establecer el horizonte temporal para el cual estamos definiendo un posible retorno, esto es contar con una definición clara de que es corto y largo plazo y que fondos está dispuesto cada individuo a destinar a la inversión, también  es importante definir la etapa de vida en la que uno se encuentra y cuál es el beneficio que pretende obtener

Ahora, por otro lado, es sabido que el planeamiento y la creación de políticas son importantes para el desarrollo de una compañía

  • ¿Cómo incorporar los efectos a corto y largo plazo al planeamiento y creación de políticas en una compañía?

Las políticas son los principios y lineamientos formulados por el equipo de gerencia de la compañía para agilizar la búsqueda y el logro de objetivos de desempeño. Estos objetivos caen en dos categorías principales: metas a largo plazo que la compañía pretende alcanzar en un periodo de más de tres años y las metas a corto plazo para un periodo que no exceda los tres años. El planeamiento y la creación de políticas involucran identificar, analizar y establecer las prioridades de las actividades y procedimientos que se requieren para alcanzar los objetivos. Así, es a través de los planes y políticas que una compañía es capaz de alinear y asignar recursos.

Los efectos a largo plazo son los resultados potenciales de las metas a largo plazo de la compañía. Los efectos a largo plazo son determinados por la provisión de las metas de desempeño futuras como la expansión a través de adquisiciones y fusiones, la implementación de nuevas tecnologías como la automatización de servicios o la introducción de nuevos productos. Los efectos a largo plazo dan la dirección general en la que la compañía se moverá en la búsqueda de estos objetivos. Los efectos a corto plazo son más inmediatos e involucran el día a día del negocio. Dichos aspectos tácticos pueden incluir el ajuste de suministro de materias primas, el ajuste de número de turnos de trabajo y el manejo de reparaciones y mantenimiento.

La creación de políticas involucra el comprometerse en sesiones de lluvia de ideas para generar lineamientos para las actividades de la compañía. Los planes y las políticas se basan en las expectativas a corto y largo plazo. Considera los riesgos, oportunidades, la asignación del tiempo, las habilidades requeridas y las finanzas previstas. La estructura de la gerencia también se desarrolla en esta etapa. La estructura de la gerencia es el orden que usa la organización para ejecutar las decisiones y asignar responsabilidades. La alta dirección se encarga del planeamiento y el proceso de creación de políticas ya que la gerencia representa los intereses de los dueños de la compañía.

Los efectos a largo plazo se incorporan en el proceso de planeamiento y creación de políticas de una compañía para actualizar la realización gradual de los objetivos a largo plazo. El tiempo juega un papel principal cuando se consideran los efectos a largo plazo ya que los objetivos del desempeño futuro se basan en los registros pasados y están sujetos a la incertidumbre del ambiente de negocios. Cuando prepares los planes y políticas considera los factores que puedan dictar el ambiente de negocios durante tu marco de tiempo meta. Por lo tanto, es necesario proporcionar una dirección general, los enfoques y el mercado meta en el que se enfocará la compañía.

Los planes tácticos y operacionales son los artículos principales en los que hay que enfocarse cuando se consideran los efectos a corto plazo en el proceso de planeamiento y creación de procesos. Los planes tácticos son acciones creativas que le dan al negocio una ventaja competitiva en actividades seleccionadas mientras que los planes operacionales son las actividades rutinarias de la compañía. Describe los planes operacionales durante el proceso de creación de políticas para establecer los modos, secuencias, prioridades y tendencias de las actividades rutinarias. Los requisitos de financiamiento diarios, el número de personal, procedimientos de trabajo y materias primas necesarias para mantener a la compañía en funcionamiento son algunos de los efectos a corto plazo que debes considerar en el proceso de planeamiento y creación de políticas.

Siempre trata de alinear los efectos a largo y corto plazo para evitar las contradicciones en los objetivos principales de tu compañía. La armonización de los efectos a largo y corto plazo requiere una revisión continua de las tendencias del mercado y del desempeño de la compañía. Los efectos a largo plazo no deben descuidarse aún cuando se de prioridad a los efectos a corto plazo ya que las metas a largo plazo proporcionarán, en última instancia, la dirección para las actividades a corto plazo.

Artículo escrito por Paul Marchant, traducido por Laura Lara

En este aspecto, podemos observar como el escritor, hace referencia a tanto a la importancia de los objetivos y planificación de largo plazo, así como los de corto plazo.  Mas alla de que se busque la inexistencia de contradicciones, entiendo que es importante para toda planificación de largo plazo, contar con una base y/o estructura de objetivos de corto plazo, que permitirán evaluar poco a poco que “buenos planificadores” hemos sido y como ha funcionado una Compañía bajo esa dirección de ideas, procedimientos y resultados. Asimismo, los objetivos de corto plazo, por mas inmediatos que puedan resultar, también permiten convencer de alguna manera a los accionistas que están por detrás de la Compañía de que con nuestra planificación y demostración de cumplimiento podríamos ir mas alla con objetivos mas audaces y que involucren mas capital. Como se dijera, ver para creer.

En línea con lo anterior, es que se entiende prudente realizar una distinción entre lo que significa el termino meta y el termino objetivo, ya que en el ambiente laboral, los mismos son conceptos diferentes.

De esta manera el Escritor Kelsi Johnsoton, realiza una distinción de estos términos a saber:

Los términos "meta" y "objetivo" a menudo son usados de forma intercambiable, pero tienen significados distintos, especialmente en el acuerdo de negocios o en un planeamiento de estrategia formal. Generalmente, "meta" es usado para un término vago ideal a largo plazo, pero "objetivo" es usado para un período corto, con resultados específicos.

Las metas son típicamente propósitos a largo plazo de una organización. Suelen ser más generales y menos estructuradas que los objetivos. Usualmente, una meta es más una idea abstracta que una persona o compañía trabaja en lograr, como "proveer buen servicio al cliente" o "poner a la gente por sobre las ganancias". Las metas son procedimientos seguideros que nunca son completados.

Los objetivos son acciones específicas que deben ser tomadas para lograr un resultado deseado. Generalmente son determinados en pasos o acciones, y a menudo incluyen fechas límite y limitaciones de presupuesto. A diferencia de las metas, que suelen aplicar para todos los trabajadores de una organización, los objetivos suelen ser asignados a trabajadores específicos o equipos que tienen la experiencia para lograr las tareas a tiempo.

Una diferencia mayor entre metas y objetivos es la mensurabilidad. Dado que las metas son más como ideales, no tiene una acción específica que pueda ser medida, como "se un buen ciudadano corporativo" o "la seguridad es nuestra prioridad". Los objetivos tienen resultados específicos que pueden ser medidos directamente, como ganancias, productividad y retención de empleados. Hay pasos específicos que pueden ser marcados en una lista, a pueden ser observados hasta ser completados.

Los términos no son exclusivos al ámbito laboral. Un ejemplo de meta personal podría ser aprender más sobre la historia de un país o sobre la cultura local, o mejorar en términos generales tu desempeño en un deporte, trabajo o en la escuela.


Gabriela Blanco, asociada EFA nº7928