Artículos

18/05/2011

Artículo por Javier Martín: INFORME DE MERCADOS INTERNACIONALES 14 MAYO 2011

Estos últimos dos años han complicado mucho la toma de decisiones, las grandes divergencias que había entre los principales índices mundiales, sobretodo entre una Europa muy lateral, y una EEUU con subidas verticales. Pero ha sido el caldo de cultivo necesario para que se formase una de las pautas potencialmente más rentables de los últimos tiempos. Existen muchas posibilidades de que estemos ante un grandísimo proceso de distribución de las manos fuertes del mercado, a través del cual, están soltando papel y colocando sus fuertes paquetes de acciones, como hacía tiempo que no se veía.

Estos últimos dos años han complicado mucho la toma de decisiones, las grandes divergencias que había entre los principales índices mundiales, sobretodo entre una Europa muy lateral, y una EEUU con subidas verticales. Pero ha sido el caldo de cultivo necesario para que se formase una de las pautas potencialmente más rentables de los últimos tiempos. Existen muchas posibilidades de que estemos ante un grandísimo proceso de distribución de las manos fuertes del mercado, a través del cual, están soltando papel y colocando sus fuertes paquetes de acciones, como hacía tiempo que no se veía.

Las claves del escenario que se plantea, están basadas en una serie de argumentos,  que de confirmarse, nos dejarían operaciones bajistas con los mejores ratios riesgo-recompensa que hemos visto en los últimos meses.

Por una parte, os adjunto unas gráficas donde hemos plasmado los movimientos que vemos en la renta variable para los próximos meses. Esta vez, todos nuestros sistemas convergen en lo mismo, hemos alcanzado los objetivos en todos los índices a la vez, máximos históricos en algunos casos y si se confirman varias señales, que tenemos pendientes, podríamos asistir a una corrección aproximada de un 20% de los índices.

Por otra, existen varias amenazas que pueden explotar en cualquier momento,  provocando esta corrección de la que hablamos. No tenemos certezas, pero existen muchas posibilidades de que algo sacuda al mercado como hacia tiempo no se veía.
Pueden ser nuevas revueltas en los principales países exportadores de petróleo. Las medidas restrictivas del gigante Chino,  que está intentando controlar su inflación para que no se pinche su burbuja, enfriando, irremediablemente, la economía mundial. El agravamiento de la crisis de Deuda periférica Europea, con el contagio a nuevos países, o algo casi imparable ya, el default o quiebra de Grecia, que implicaría la pérdida de parte de la inversión a sus tenedores y que sería un seísmo en una Unión Europea muy deteriorada de por sí. Pero sin duda, lo que más teme el mercado, son las repercusiones del final del QE2 o relajación monetaria 2 en Junio. Esta última temporada se ha caracterizado en que la FED no ha dejado de imprimir dólares en su plan de recompra de bonos, con lo cual, al sacar más billetes al mercado, por definición, disminuye el valor de su moneda, lo que les ha permitido ser más competitivos en sus exportaciones, y aumentar su productividad. Este exceso de liquidez en el mercado, ha sido el principal catalizador de las subidas tan artificiales que hemos visto en este último año. Como referencia de lo que puede pasar cuando estas inyecciones se interrumpan, en pocas semanas, os invitamos a que os fijéis en la corrección que experimentó el mercado cuando finalizó el QE1. Como primera consecuencia, podría dejar operaciones interesantes con la más que lógica subida del dólar. Más importante aun es que  EEUU pierde así el colchón que ha sostenido las rentabilidades en renta fija y que les ha permitido financiarse tan barato, con lo cual,  si los mercados internacionales empiezan a poner en duda la credibilidad de su deuda, considerado el activo libre de riesgo, se empezarían a tambalear los cimientos de las inversiones financieras mundiales. 

En resumen, no existe ninguna razón de peso que pueda impulsar a los mercados a romper máximos y sí muchas amenazas que provoquen fuertes turbulencias. Por este motivo,  ya  estamos  empezando  a  ponernos cortos en nuestras carteras (operaciones bajistas), y recomendando cerrar largos (posiciones alcistas), ya que el beneficio que se puede obtener si el mercado sigue subiendo, no compensa la posible penalización que sufrirán todas las posiciones y productos referenciados a renta variable si se materializa esta corrección.

Por concluir, creo que es importante valorar, que con un mercado tan manipulado como el actual, lo cual dificulta enormemente el trabajo de cualquier equipo gestor, para estar en renta variable, es imprescindible tener el riesgo muy controlado y operar siempre con stop loss que limiten las pérdidas al perfil de riesgo del inversor.

Por Javier Martín, socio administrador de JM INVESTMENT KAPITAL PARTNERS EAFI