Artículos

22/12/2015

Artículo por José Antonio Ramos: "MIFID II: Se acerca el invierno"

Se acerca el invierno y no es porque estemos en diciembre. Como muchos habrán deducido, parte del título hace referencia al primer episodio de la famosa serie de televisión Juego de Tronos. En ella se suceden luchas dinásticas que surgen entre varias familias nobiliarias por el control del Trono de Hierro. Se acerca el invierno y antes de que termine este año 2015 ESMA (Autoridad Europea de Mercados Financieros) publicará el texto definitivo de sus directrices referentes a la cualificación de los profesionales que asesoran o informan sobre productos de inversión en Europa. Posteriormente, la CNMV deberá publicar la adaptación en España.

Artículo por José Antonio Ramos: 'MIFID II: Se acerca el invierno'
Se acerca el invierno y no es porque estemos en diciembre. Como muchos habrán deducido, parte del título hace referencia al primer episodio de la famosa serie de televisión Juego de Tronos. En ella se suceden luchas dinásticas que surgen entre varias familias nobiliarias por el control del Trono de Hierro. Se acerca el invierno y antes de que termine este año 2015 ESMA (Autoridad Europea de Mercados Financieros) publicará el texto definitivo de sus directrices referentes a la cualificación de los profesionales que asesoran o informan sobre productos de inversión en Europa. Posteriormente, la CNMV deberá publicar la adaptación en España.

Desde 2007, la directiva MiFID armoniza la regulación sobre los mercados de valores, los instrumentos financieros que en ellos se negocian, la organización y relación con los clientes de las entidades financieras que prestan servicios de inversión y protección al inversor. Las luchas por conseguir el Trono de Hierro que domina los siete reinos son duras y encarnizadas. Imaginen por un momento que ese trono es el cliente. El cliente al que todas las bancas privadas desean. Del que pretenden ganarse su confianza y poder asesorarle de forma profesional, independiente y ética.

Las familias que luchan por ese trono en lugar de ser los Stark, Lannister, Targaryen, etc. son los asesores, gestores, eafi, banqueros, agentes, incluso los robo-advisors. El arma más importante y valiosa de esta batalla por ganarse la confianza del cliente es al igual que en Juego de Tronos, el acero Valyrio. En este caso tener una cualificación certificada y una formación continua es nuestro mejor acero. También en este mundo del asesoramiento existen los caminantes blancos: gente sin ningún tipo de escrúpulo ni ética, que se dedica simplemente a satisfacer sus propios intereses.

He leído en numerosos artículos que ser asesor financiero no es fácil, pues ya me dirán si lo es conquistar un castillo. Pues claro que no es fácil ser asesor financiero, un buen asesor financiero se entiende, al igual que no es fácil ser un buen fontanero, ni buen abogado ni buen médico. Pero en los retos está lo bonito de esta profesión, en llegar a ganarse la confianza del cliente, más que en sentarnos en el Trono de Hierro, lo bonito es ver cómo se abren las puertas del castillo al que queremos llegar, ese para mí es el mejor momento de esta “batalla”.

Los certificados por EFPA creo que tenemos suficiente acero valyrio para ganar esta lucha. Estoy convencido de ello y creo que con las herramientas del valor personal y la correcta planificación, el trono es nuestro. Lo único que pido es no terminar como Eddard Stark.