Artículos

18/05/2010

Ventajas de ser un EFA para un periodista económico

Oportunidades que ofrece la beca de EFPA España para periodistas de la sección de economía

Las redacciones de los medios de comunicación económicos suelen componerse, casi a partes iguales, por economistas y periodistas de formación. En ocasiones, las menos, trabajan en ellas redactores con las carreras de económicas y periodismo a sus espaldas. Pero el que es periodista de formación y vocación y desemboca en el periodismo económico no suele tener un conocimiento financiero previo, sino que adquiere la formación necesaria en paralelo con el desempeño de su trabajo, esto es, la información económica y financiera.

Mi experiencia personal ha sido precisamente esa. Entré a trabajar en el diario Cinco Días hace diez años, y por entonces mis conocimientos sobre los mercados financieros y la industria de la inversión colectiva eran muy básicos. A pesar de lo cual comencé a escribir sobre estos temas desde el primer día. Obviamente, bajo la supervisión de un redactor jefe que corregía mis errores y me iba formando en los aspectos más técnicos.

Siempre he pensado que para un periodista de formación trabajar en un diario económico es como estudiar la carrera de económicas mientras se trabaja. Porque cada día se aprende algo nuevo.

Pero también he percibido en mi formación casi autodidacta una carencia, una base de formación técnica que nunca recibí. Por eso, cuando EFPA me ofreció la beca para un curso de formación encaminado a la obtención del certificado EFA no lo dudé ni un momento. Y aunque fue duro, no me arrepiento en absoluto.

En primer lugar porque adquirí un sinfín de conocimientos, antes intuidos y hoy asentados. Pero lo más importante es que he sabido encontrarle utilidad a esos conocimientos: con nuevos temas y nuevos enfoques para los artículos, primero; y con más rigor al escribirlos, después. Matemática financiera, estadística, valoración de carteras, ratios para el análisis de fondos, análisis técnico y fundamental… Uno no se imagina lo útil y enriquecedor que puede llegar a ser adquirir estos conocimientos hasta que los tiene. Y más cuando, como opino desde hace años, el periodismo económico debe contener una faceta pedagógica, difícil de transmitir si no se tiene la formación necesaria.

El examen para la obtención del certificado EFA es duro; sobre todo para el que, como yo, dejó las matemáticas al terminar el bachillerato. Pero es accesible, aunque requiere sacrificio y dedicación continua durante varios meses.

Pero es un esfuerzo que merece la pena: primero por la propia satisfacción personal de obtener el certificado. Si se trabaja duro, se obtienen réditos. Segundo por la utilidad, antes mencionada, para el desempeño del trabajo del periodista financiero. Y tercero, porque he percibido que en el sector financiero poseer la certificación EFA está muy bien valorado.

Puede que no sea una certificación creada para periodistas financieros, pero desde luego abre muchas puertas y permite ganarte el respeto de las fuentes con las que tratas día a día.

Miguel Rodríguez

Ha sido jefe de mercados de Cinco Días desde 2006 hasta la actualidad