Entrevistas

22/11/2020

Entrevista a Begoña Alfaro: “El inversor vasco más joven apuesta por apoyarse en un asesor financiero que le guíe”

Begoña Alfaro, delegada territorial de Comité de Servicios a Asociados de EFPA España en Navarra y País Vasco inaugurará la Jornada Online de Asesoramiento Financiero en Bilbao (24 y 25 de noviembre). En el marco de este encuentro, Alfaro analiza los retos para su delegación de cara a los próximos meses, las principales preocupaciones de los asesores en el contexto actual y la evolución del cliente vasco.

Entrevista a Begoña Alfaro: “El inversor vasco más joven apuesta por apoyarse en un asesor financiero que le guíe”

1. ¿Cuáles son los objetivos que se marca para la delegación de EFPA en País Vasco y Navarra para el 2021?

La verdad es que los objetivos para 2021 siguen siendo los mismos que he tenido durante estos dos años que estoy al frente de la delegación en Navarra y País Vasco: acercar la asociación a los miembros certificados de EFPA España y darla a conocer para que crezcan sus asociados y para que los que ya lo son se sientan más cerca de ella. El único aspecto que sí cambia respecto a 2021 es evidentemente que la pandemia limita celebrar formaciones y reuniones presenciales y, por lo tanto, esto debe ser suplido por una formación y actividad online más activa que evite el aislamiento informativo y formativo del asociado.
 

2. ¿Qué retos han tenido que superar los asesores financieros a lo largo de la crisis de la COVID-19? ¿Considera que se ha puesto en valor la figura del asesor financiero ante el actual escenario de incertidumbre?

La pandemia ha puesto a flor de piel las emociones y los miedos de todo el mundo, así que si el asesor financiero de por sí tiene que saber gestionar las emociones del inversor para que éstas no influyan en sus decisiones de inversión en esta situación, mucho más, porque todos esos temores se han multiplicado. El asesor ha tenido que superar y controlar sus miedos que también los ha tenido por supuesto y además gestionar los de sus clientes.

La figura del asesor personal se está volviendo imprescindible en el mundo financiero ya que tiene que captar las necesidades del cliente, aclarar sus dudas y tomar la decisión más adecuada para el cliente. En definitiva, ahora más que nunca, el asesor financiero proporciona un nivel de seguridad difícil de conseguir por otros medios ya que ha acompañado al inversor en estos momentos difíciles y se ha convertido en un referente para muchos inversores que quizá antes no lo valoraban tanto.

No olvidemos que pese a la apuesta telemática que se ha desarrollado durante la Covid, el contacto personal con el asesor financiero sigue siendo fundamental para generar confianza con el cliente.
 

3. ¿Cómo definirías al inversor/ahorrador vasco? ¿Cuál ha sido su evolución en los últimos años?

Diferenciaría al ahorrador o inversor con años de experiencia y una cierta edad muy vinculado a carteras de bolsa española y muy bancarizada frente al nuevo ahorrador que abandona esta tradición inversora muy influenciada por factores psicológicos y sociales y decide inversiones globales y diversificadas. En el primer caso es difícil que modifiquen totalmente su cartera porque incluso en muchos casos existe la aversión a la perdida que no se supera, pero en el inversor vasco más joven esta cultura inversora ha cambiado y apuesta por apoyarse en un asesor financiero que le guíe para alcanzar su meta.
 

​4. En los últimos meses, ¿el inversor necesita más información a la hora de seleccionar un vehículo de inversión? ¿Muestran ahora más interés por productos financieros de ahorro para la jubilación?

Sin duda el inversor a la hora de invertir pide más información y a veces hay que ayudarles a filtrar esa sobreinformación que han leído en redes sociales o en cualquier medio digital. Por otro lado, el profesional debe intentar que esa información que transmite sea lo más clara y accesible posible para que el inversor lo comprenda y entienda dentro de sus posibilidades que vehículo de inversión ha seleccionado.

Respecto a la planificación por la jubilación me gustaría opinar otra cosa, pero no detecto en general gran inquietud por la planificación de la jubilación. En el inversor joven, difícil, porque sus preocupaciones en este momento son otras y pensar en la jubilación y el ahorrador con más edad creo que el interés se reduce al tema fiscal. En este campo queda mucho trabajo por hacer.