Entrevistas

05/11/2019

Entrevista a J. Perez Muriel “Fomentar la formación continua y mantener el contacto personal con los asociados son los retos de futuro para EFPA”

José Antonio Pérez Muriel, delegado territorial del CSA de EFPA España en Andalucía Oriental, analiza los próximos retos para su delegación, el escenario qué vive el asesoramiento financiero en el momento actual y cuáles son las principales preocupaciones de los ahorradores andaluces.

Entrevista a J. Perez Muriel “Fomentar la formación continua y mantener el contacto personal con los asociados son los retos de futuro para EFPA”
Pérez Muriel explica que “EFPA aboga por la formación continua y por fomentar el sentimiento de pertenencia a la asociación”. Para el delegado de EFPA España, “el ahorrador tradicional se da cuenta de que el vehículo de ahorro que ha venido utilizando durante años está desapareciendo y tiene que buscar otras fórmulas de ahorro para que, al menos, pueda mantener el poder adquisitivo de su dinero”.

Informarte que el delegado intervendrá en la apertura de la próxima Jornada de Asesoramiento Financiero en Málaga (13/11). ¡Inscríbete antes del 11/11!
 
¿Cuáles son los retos que se marca la delegación de EFPA en Andalucía Oriental para los próximos meses?
 
Es importante que siga creciendo el número de asociados porque eso nos permitirá seguir disfrutando de actividades formativas con frecuencia. Durante el año se desarrollan varias sesiones de recertificación y se han organizado dos Jornadas de Asesoramiento Financiero. El interés de la asociación por la formación continua de sus asociados es evidente. Además, nos sirve para poder mantener contacto personal entre los asociados y compartir experiencias. Creo que es muy positivo el sentimiento de pertenencia que tenemos los asociados de EFPA y eso se percibe en este tipo de eventos formativos.
 
Por otra parte, me gustaría incentivar el “Programa de Educación Financiera” que EFPA viene desarrollando desde hace unos años, de manera que cada vez participen más voluntarios y se pudiera llegar a un mayor número de colectivos.

¿Cómo es el inversor andaluz? ¿Es cierto el tópico que les persigue sobre su perfil conservador a la hora de gestionar sus inversiones?

Es cierto que el inversor andaluz, como el del resto de España, en líneas generales, tiende a mantener un perfil conservador en lo que se refiere a sus ahorros e inversiones. Eso es algo que tiene que ver también con el déficit de cultura financiera en nuestro país. Según la radiografía de asesoramiento financiero de EFPA España, siete de cada diez ahorradores andaluces siguen apostando por invertir en depósitos, pese a la nula rentabilidad que ofrecen estos vehículos, y la gran mayoría (92%) señala al riesgo como la característica más importante a la hora de elegir dónde invertir. No obstante, creo que merece la pena lanzar un mensaje positivo, poco a poco estamos viendo que el cliente cada vez se interesa más por el funcionamiento de productos como los fondos de inversión o las alternativas para complementar la jubilación.
 
¿Cuáles son las principales preocupaciones que muestran los ahorradores en el escenario actual? ¿Ha incrementado el interés por el ahorro para la jubilación?
 
El ahorrador tradicional se da cuenta de que el vehículo de ahorro que ha venido utilizando durante años está desapareciendo y tiene que buscar otras fórmulas de ahorro para que, al menos, pueda mantener el poder adquisitivo de su dinero. No es fácil para muchos ahorradores cambiar de hábitos y de forma de pensar, teniendo además en cuenta que, en muchos casos, supone superar barreras relacionadas con la formación financiera. Ese es uno de los principales retos del asesor financiero y, en ese aspecto, EFPA lleva años desarrollando campañas y proyectos formativos.
 
En cuanto al ahorro para la jubilación, sigue faltando mucho por hacer. Aunque en general existe preocupación por este asunto, las estadísticas demuestran que escasamente el 30% de la población española tiene en marcha algún plan financiero destinado al ahorro para su jubilación.
 
En el contexto actual de tipos bajos al largo plazo y volatilidad en el mercado, ¿cuál es la mejor estrategia para un cliente que quiere preservar el capital y aprovechar las oportunidades que ofrezca el mercado? 
 
Para mí, la mejor estrategia es contar con un asesor financiero con la adecuada formación y experiencia que acompañe debidamente a cada cliente en sus decisiones financieras. Cada cliente debe ser debidamente perfilado y en esa tarea no está solo la realización de cuestionarios, sino también el conocimiento que cada asesor tenga de su cliente. Si esa relación funciona, seguro que se encuentran alternativas de inversión que consigan preservar el capital y obtener rentabilidades positivas.
 
¿Considera que ha cambiado mucho la relación entre asesor y cliente tras la entrada en vigor de MiFID II?
 
La esencia de MIFID II es garantizar la transparencia y la protección del cliente por encima de todo. Creo que se ha hecho un enorme esfuerzo formativo por parte de las personas que informan y asesoran a clientes adaptándose a las exigencias de la normativa. Eso, el cliente lo percibe. Que el asesoramiento está basado en el conocimiento que el asesor tiene de cada cliente y de los productos que pueden encajar con sus objetivos financieros.