Noticias EFPA

01/02/2021

Artículo de Santiago Satrústegui: “Por un 2021 cargado de asesoramiento” (Citywire)

2020 ha sido un año muy complicado en todos los aspectos, desde que el coronavirus se adentró en nuestras vidas, lo que ha provocado que hayamos asistido a un verdadero proceso de transformación de la sociedad con algunos cambios importantes en nuestro modo de vida que permanecerán bastante tiempo.

Artículo de Santiago Satrústegui: “Por un 2021 cargado de asesoramiento” (Citywire)
La crisis sanitaria provocada por la pandemia de la COVID-19 en todo el mundo derivó en una crisis financiera cuya magnitud todavía es complicado calibrar, a la espera de comprobar la efectividad y el tiempo que nos llevará la administración de la vacuna a toda la población. Lo que está claro es que las circunstancias vividas nos han puesto a prueba como sociedad y como profesionales, de ahí que sea necesario que sigamos estando a la altura de lo que esta época histórica demanda de todos nosotros.

No cabe duda que esta situación ha tenido un reflejo en los mercados financieros, con caídas brutales en las primeras semanas de la pandemia en las bolsas de todo el mundo que siguieron a momentos de altibajos y volatilidad como invitada de honor en los mercados. No obstante, la solidez del sistema financiero, las enseñanzas de crisis anteriores y la mejora en los niveles de educación financiera han posibilitado una fuerte recuperación.

Si hay una cosa que confirmó este 2020 que hemos dejado atrás es la importancia del asesoramiento financiero como el único elemento válido para proteger los ahorros e inversiones en cualquier circunstancia. El asesor es la figura idónea para encontrar las mejores soluciones para afrontar con perspectiva y serenidad en los peores momentos. El consejo del profesional cualificado se convierte en un muro de contención para frenar los impulsos y emociones de los clientes que, en momentos de máxima tensión, les pueden empujar a tomar decisiones erróneas de inversión.

2020 también nos dejó grandes enseñanzas que podremos utilizar en el futuro, afrontamos el nuevo año con dudas, pero también con optimismo y la esperanza de que pronto encontraremos una salida para recuperar nuestra antigua vida, retomando las reuniones sociales, disfrutando de eventos culturales, los viajes aplazados…

De momento, toca seguir protegiendo la salud de todos nuestros seres queridos y las finanzas con la ayuda del asesoramiento de calidad, que siempre debe alinearse con los objetivos del cliente en una carrera de fondo donde solo los mejor aconsejados obtendrán buenos resultados.

El año 2020 ha servido también para demostrar la fuerza de toda la industria financiera en España y la unión de todo el sector que ha trabajado más que nunca para seguir mejorando y fomentando el interés del cliente y apostando por la educación financiera. Durante el pasado año hemos sido espectadores y protagonistas en la adopción de nuevos formatos telemáticos que han evitado detener las iniciativas planeadas por las entidades. Se han normalizado los webinars y otros formatos que han permitido seguir actualizándonos y ofrecer formación continua.

2021 tiene que ser un año para la esperanza y para seguir poniendo en práctica muchas de las enseñanzas que nos dejó el año pasado. Si la pandemia lo permite, en otoño celebraremos en Madrid nuestro EFPA Congress, cancelado en 2020, donde celebraremos con toda la industria financiera los 20 años que llevamos apostando, con la colaboración de entidades y profesionales, por el asesoramiento de calidad. Por un 2021 cargado de esperanza y asesoramiento.
 
Santiago Satrústegui, presidente de EFPA España.

Publicado en CityWire.

 

EN PRENSA

CityWire