Noticias de asesoramiento financiero

30/07/2018

Andrea Carreras-Candi en el ‘Diari de Tarragona’: Consejos para un verano financiero tranquilo

Conviene trazar un plan de ahorro para evitar que el periodo estival se convierta en un problema, desde el punto de vista de nuestras finanzas personales. El verano es momento para disfrutar y desconectar del día a día y, por qué no, darse algún capricho. Pero también es momento para seguir unas pautas básicas para disfrutar del merecido descanso sin que nuestro bolsillo se resienta más de la cuenta.

Andrea Carreras-Candi en el ‘Diari de Tarragona’: Consejos para un verano financiero tranquilo
 
Para evitar todos estos inconvenientes, lo primero de todo será elaborar un presupuesto, acorde a nuestra capacidad económica, y al que nos tendremos que ceñir de forma más o menos rigurosa.

En materia de finanzas, planificar siempre suma y, en este caso particular, nos permitirá organizar nuestros gastos para no hacerlo por encima de nuestras posibilidades. En este sentido, es preferible evitar la contratación de créditos rápidos, que conllevan tipos demasiado elevados, para pagar nuestros gastos derivados de las vacaciones. O, en todo caso, acuérdate de revisar muy bien la letra pequeña del producto y realiza un balance de los pros y contras antes de la contratación. Del mismo modo, ten cuidado con el uso ilimitado de tarjetas de crédito y evita usarlas para pagar a plazos.

Si la cantidad de cargos es muy elevada, también podrá conllevar el pago de altas comisiones, en concepto de intereses, que elevarán de forma muy abrupta tus gastos en vacaciones.

Si todavía no tienes claro donde irás estas vacaciones, no te agobies. Seguro que encuentras buenas opciones para pasarlo en grande. A la hora de encontrar el mejor destino, puedes utilizar comparadores en Internet para lograr los mejores precios en tus transportes, estancias y otros servicios. Aunque pueda resultar una actividad tediosa, merece la pena dedicar un poco de esfuerzo a la comparación de precios en agencias, hoteles y transportes, siempre prestando especial atención a las condiciones escondidas en la letra pequeña y otros factores como los horarios, condiciones de cancelación, etc. En este punto, suele ser útil leer los comentarios y opiniones de otros usuarios que hayan utilizado estos servicios con anterioridad.

Presta especial atención si vas a viajar a un país fuera de la zona euro. En ese caso, infórmate en tu entidad sobre las condiciones del cambio de divisa (comisiones y tipo de cambio). Es recomendable priorizar el pago vía tarjeta, teniendo en cuenta que estas transacciones pueden conllevar costes asociados que deben contemplarse en el presupuesto del viaje, o al menos, revisa las condiciones de retirada de efectivo.

Una vez tengas atados todos los detalles de tus vacaciones, y antes de hacer la maleta, acuérdate de revisa las condiciones de tus productos financieros, ya que pueden cambiar en septiembre o de cara al final del año. Coincidiendo con la vuelta a nuestra rutina diaria, será un buen momento para acudir a tu entidad de confianza y solicitar una cita con un asesor financiero cualificado que pueda resolver todas tus dudas sobre los productos financieros más adecuados: préstamos, hipotecas, ahorro para la jubilación… Con esa tranquilidad tras el regreso, y con la mente totalmente despejada y las pilas cargadas, repasa tu planificación financiera y prepara el final de año con tu asesor financiero certificado. El asesoramiento profesional siempre será tu mejor aliado.

Precisamente, aprovechando la vuelta de vacaciones, se multiplican los productos ‘gancho’ cuya finalidad es ayudar ante la falta de tesorería. Existen numerosas opciones de préstamos al consumo u otras fuentes de financiación que, en caso de que tengas necesidad de recurrir a ellas, es recomendable realizar un ejercicio de comparación y búsqueda de información para analizar la amplia oferta a disposición.

Todas estas son unas pautas sencillas que requieren un pequeño esfuerzo, pero con unos resultados muy satisfactorios, en forma de un sustancial ahorro. A cambio, la satisfacción de poder disfrutar de unas vacaciones inolvidables, y no precisamente por el gasto desmesurado. ¡A disfrutar del verano!

Andrea Carreras-Candi. Directora de EFPA España