Noticias de asesoramiento financiero

02/06/2020

Entrevista a Santiago Satrústegui: “En los próximos años tendremos que convivir con una sensación de riesgo alto” (El Nuevo Lunes)

El Nuevo Lunes publica una entrevista con Santiago Satrústegui, presidente de EFPA España, donde recalca la importancia de la figura del asesor financiero en un momento de crisis económica como el que vivimos en la actualidad. Satrústegui analiza cómo está afectando la crisis de la COVID-19 a la economía y cuál es el papel de los profesionales del asesoramiento en el escenario actual.

Entrevista a Santiago Satrústegui: “En los próximos años tendremos que convivir con una sensación de riesgo alto” (El Nuevo Lunes)
El presidente de la asociación explica que “nos encontramos en una de las crisis más exigentes y que más demandan de nuestro colectivo de asesores financieros. Quizá se está dando más valor al asesoramiento bien planificado y a que el cliente sea consciente de que tiene que valorar adecuadamente el riesgo. En los próximos meses años, tendremos que convivir con una sensación de riesgo alto”.

Por otro lado, Satrústegui destaca que “siempre que hay un shock de este tipo el inversor se queda con la sensación de que se puede repetir más veces, aunque, desde el punto de vista de la inversión, tampoco está pasando nada distinto a lo que ha pasado en otras ocasiones”.

Por último, Satrústegui aclaró la diferencia entre los asesores y los gestores, explicando que “el asesor está más cerca del cliente, ayudándole a tomar decisiones y a decirle en qué tipo de productos tiene que invertir. Es una labor más orientada hacia la persona para ayudarle a dirigirse al mercado, mientras que el gestor está más pendiente del mercado y menos del inversor. Y, en esta crisis, se ha visto muy claro que está más protegido el inversor que ha llegado al mercado a través de un asesor financiero que el que ha entrado directamente”.

 

En línea al compromiso de la formación continua

La asociación cumple 20 años y está formada por más de 35.000 miembros certificados por EFPA España. Su objetivo es impulsar la formación constante. Aspiramos a tener un nivel de acreditación superior al que exige ahora mismo la normativa, y hemos firmado un código ético para estar alineado con el cliente y a recomendarle en todo momento lo que creemos que es mejor para él. Y eso nos convierte en un colectivo especial que,  justo en estos momentos, está siendo muy útil. Está ayudando a muchos inversores a enfrentarse mejor, con más herramientas, con más tranquilidad a esta crisis que ha afectado a todos sus órdenes, pero también en el orden financiero.
 

EN PRENSA

El nuevo lunes