Noticias de asesoramiento financiero

25/07/2018

Ocho consejos financieros para no descuidar el ahorro en verano

La llegada de las vacaciones no debe suponer un paréntesis en la planificación de nuestras finanzas personales. El departamento de Educación Financiera de EFPA España ha elaborado un documento que recoge algunas claves para evitar gastar más de la cuenta durante el periodo estival y para afrontar la vuelta al trabajo sin sobresaltos en materia financiera.

Ocho consejos financieros para no descuidar el ahorro en verano
 

1. Elabora un presupuesto para vacaciones acorde a tu capacidad económica y cíñete a él.


La planificación con antelación es una de las claves para disfrutar de las vacaciones sin preocupaciones. Realizar un presupuesto realista, ajustado a nuestra capacidad económica, puede ahorrarnos numerosos quebraderos de cabeza a la hora de afrontar los costes veraniegos.
 

2. Evita endeudarte para vacaciones, especialmente con créditos rápidos.


Resulta fundamental trazar un plan de ahorro con varios meses de antelación, para evitar que los gastos derivados de las vacaciones no descuadren nuestras cuentas particulares. Evita los créditos rápidos que conllevan costes elevados.
 

3. Ten cuidado con las tarjetas de crédito, y evita usarlas para pagar a plazos.


Evita, en la medida de lo posible, el uso excesivo de tarjetas de crédito para aplazar diferentes pagos. Si la cantidad de cargos es muy elevada, podrá conllevar el pago de altas comisiones, en concepto de intereses, que elevarán de forma muy abrupta nuestros gastos. En caso de que contrates alguna, revisa bien las condiciones. Por otro lado, las tarjetas de descuentos que promocionan tanto bancos como empresas, con el fin de fidelizar a sus clientes a través de descuentos, pueden ser muy útiles para optimizar nuestros gastos estivales. Buen ejemplo es el carburante, un gasto que se eleva durante estos meses. Pero, en todo caso, es importante leer las condiciones y la letra pequeña de estos productos.
 

4. Si viajas a un país con otra moneda, infórmate de las condiciones del cambio de divisa: comisiones y tipo de cambio. Prioriza el pago vía tarjeta al pago en billetes, que tienen peor cambio.


Antes de viajar fuera de España, revisa con tu banco las condiciones de retirada de efectivo. Si vas fuera de la zona euro, ten en cuenta el cambio de divisa, observa sus fluctuaciones y elige el mejor momento para cambiar.

Si eres de los que prefieren pagar todo con tarjeta, debes tener en cuenta que estas transacciones pueden conllevar costes asociados que deben contemplarse en el presupuesto del viaje. No obstante, puede ser una mejor alternativa al pago en cash, que puede suponer una pérdida de poder adquisitivo porque suelen tener peor cambio.
 
 

5. Utiliza comparadores para conseguir mejores precios en tus transportes y estancias.


Aunque pueda resultar una actividad tediosa, merece la pena dedicar un poco de esfuerzo a la comparación de precios en agencias, hoteles y transportes, siempre prestando especial atención a las condiciones escondidas en la letra pequeña. Hay que estar atento a los horarios, condiciones de cancelación, etc. Suele ser útil leer los comentarios y opiniones de otros usuarios que hayan utilizado estos servicios.
 

6. Si en verano te vence algún producto financiero o seguro, déjalo resuelto antes de irte.


Tras las vacaciones se multiplican los productos ‘gancho’ cuya finalidad es ayudar ante la falta de tesorería. Existen numerosas opciones de préstamos al consumo u otras fuentes de financiación. En caso de recurrir a ellas, es recomendable realizar un ejercicio de comparación y búsqueda de información. De igual modo, revisa las condiciones de tus productos financieros, por si están supeditados a algún tipo de cambio en las condiciones. Ante todas estas situaciones, lo mejor es dejarlo resuelto antes de las vacaciones. El asesoramiento profesional será tu mejor aliado para despejar dudas.
 

7. Cuidado con las compras compulsivas o llegarás a casa con souvenirs caros que no sabrás donde poner.

Más allá de los gastos fijos en partidas como el transporte, alojamiento o la alimentación, incluye en tu presupuesto una pequeña cantidad diaria  a otro tipo de gastos. El verano puede ser un momento propicio para darse un capricho, pero recuerda una regla básica: ningún gasto fuera del presupuesto.
 

8. A la vuelta repasa tu planificación financiera y prepara el final de año con tu asesor financiero certificado. 


Coincidiendo con la vuelta a nuestra rutina diaria, es un buen momento para acudir a tu entidad de confianza y solicitar una cita con un asesor financiero cualificado que pueda resolver todas tus dudas sobre los productos financieros más adecuados, préstamos, hipotecas, ahorro para la jubilación…

 

En prensa