Noticias de asesoramiento financiero

04/12/2020

Santiago Satrústegui: “La digitalización es una buena solución, pero las relaciones presenciales volverán al asesoramiento”

El presidente de EFPA España, Santiago Satrústegui, y Adela Martín, miembro de la Junta Directiva de la asociación, han participado en el evento sobre banca privada organizado por IKN, donde han analizado cómo está afectando la crisis de la COVID-19 al asesoramiento financiero, a la banca privada y a todo el conjunto de la industria de las finanzas.

Santiago Satrústegui: “La digitalización es una buena solución, pero las relaciones presenciales volverán al asesoramiento”
IKN celebró su evento anual sobre banca privada en el que diferentes expertos pusieron sobre la mesa asuntos como el impacto de la COVID-19 en el sector de la banca privada, los modelos de relación con el cliente o cómo atender sus necesidades en tiempos de pandemia, entre otros. En los paneles participaron profesionales de la industria financiera como Santiago Satrústegui, presidente de EFPA España, o Adela Martín Ruiz, directora para banca privada para España en Banco Santander y miembro de la Junta Directiva de la asociación.

Satrústegui, comenzó su intervención indicando que “a pesar de la pandemia nuestra actividad es muy personal, no solo en la personalización con el cliente, además es personal en el aspecto de la emoción. Por ello, el asesor tiene que ser capaz de aconsejar a sus clientes y hacerles convivir en una situación de incertidumbre”.

Profundizando en el tema, el presidente de EFPA España indicó que “en la actividad de asesoramiento financiero y banca privada es importante verse en persona. En muchas ocasiones, los clientes te miran a los ojos y te preguntan ¿tú qué harías en mi situación?, y hemos de reconocer que a través de la pantalla esta situación se diluye un poco. En la industria financiera se vive mucho más en la cercanía y estando cara a cara con el cliente. La solución digital es buena, pero volveremos a vernos”.

Respecto a la digitalización del sector, el portavoz afirmó que “cuando hablamos de un servicio online completo no es para clientes de un patrimonio elevado, hacer todo el asesoramiento online en un tipo de cliente complejo o tamaño elevado es complicado. Si queremos analizar el patrimonio y seleccionar bien las carteras no podemos ceñirnos únicamente al canal digital”. Por último, concluyó señalando que “la necesidad de acompañamiento que hemos realizado desde hace años se ha hecho más fundamental que nunca desde la aparición de la pandemia. Los servicios de valor añadido que se han forjado en el asesoramiento financiero actualmente se han visto más valorados”.

Por su parte, Adela Martín habló de los escenarios a los que se enfrenta la industria el sector a corto y medio plazo. En su intervención apuntó que “es importante tomar decisiones de inversión en los vehículos más adecuados desde un punto de vista financiero-fiscal y que se ajusten a las necesidades del cliente. En este punto, hay que contar con el terreno fiscal como dado, porque es un territorio en el que no se pueden tomar decisiones adicionales”. La vocal de EFPA España finalizó su participación con el siguiente análisis: “los clientes de los bancos cada vez son más globales. Los bancos forman parte de la solución, no del problema, drenando de liquidez tanto a los particulares como a las empresas”.