Noticias de asesoramiento financiero

10/10/2019

Tribuna de Santiago Satrústegui: “Sobradamente preparados para los retos del futuro” (Funds People)

2019 se presentaba como un año fundamental para la industria de la gestión de activos, en un escenario de continuas turbulencias en los mercados y de profundos cambios regulatorios, que impulsan la necesidad de adaptación del modelo de negocio de las entidades.

Tribuna de Santiago Satrústegui: “Sobradamente preparados para los retos del futuro” (Funds People)

Sin duda, el año pasado supuso un importante cambio en cuanto al asesoramiento financiero, con la entrada en vigor de MiFID II. Por otro lado, la recta final del año 2018 fue muy complicada para los mercados, con caídas pronunciadas que provocaron un cierto nerviosismo, tanto en la industria como entre los particulares, pero también generaron una serie de oportunidades y dieron paso a un periodo en el que los mercados se han comportado de forma correcta, con unos resultados empresariales positivos y el apoyo explícito de los bancos centrales como catalizadores, pese a las amenazas en forma de guerra comercial, los problemas para resolver el brexit y la amenaza de una desaceleración económica a nivel global.

Además de ese proceso de cambios regulatorios que se ha desarrollado en los últimos años en la industria, y que sin duda permitirá a las entidades salir mucho más reforzadas para el futuro, también existen otros factores que están afectando a las estructuras de generación de beneficios de las entidades, como el caso de la Tasa Tobin, el impuesto que aumenta el coste de las transacciones financieras y que podría provocar una caída en el volumen de intercambio de acciones de empresas que cotizan en España y que, en última instancia, repercutirá en los inversores particulares que invierten en Bolsa y en los partícipes de los fondos de pensiones.

En este escenario, los profesionales de la industria deben redoblar sus esfuerzos para ofrecer el mejor servicio al cliente y el asesoramiento de calidad se configura como el elemento indispensable y necesario para lograr las mejores rentabilidades en las carteras de los clientes. Por ello, desde EFPA se fomenta la formación de los asesores financieros con el fin de mejorar su cualificación y que estos puedan acreditar unos conocimientos y unas competencias mínimas que garanticen un servicio de calidad.

No cabe duda que el esfuerzo realizado en los últimos tiempos por la industria en general, y las entidades en particular, permitirá que estén mucho mejor preparadas para los retos que ofrece el futuro de la industria, protagonizado por un contexto de consolidación de los mercado, la desintermediación por canales no tradicionales y los desafíos permanentes para cumplir con marcos regulatorios cada vez más estrictos.
 

Santiago Satrústegui. Presidente de EFPA España


Leer la tribuna en Funds People